Las 4 revoluciones industriales aplicadas a la empresa tradicional

Los últimos dos siglos hemos experimentado diferentes transformaciones aceleradas que dieron paso a “4 revoluciones industriales” que han traído consigo cambios trascendentales en lo económico, cultural, social y tecnológico. En este artículo explicaremos cuáles son esas 4 revoluciones industriales y como aplicarlas en las empresas tradicionales para crecer.

Primero es importante entender ¿Qué es una revolución?

Revolución: Del latín revolutum que puede traducirse como “dar vueltas”, es un cambio o transformación radical respecto al pasado inmediato, que se puede producir simultáneamente en distintos ámbitos (social, económico, cultural, religioso, etc.).

Los cambios revolucionarios tienen consecuencias trascendentales y suelen percibirse como súbitos y violentos, ya que se trata de una ruptura del orden establecido.

1. Primera Revolución Industrial - “MECANIZACIÓN"

La primera Revolución Industrial tuvo lugar entre la segunda mitad del siglo XVIII en los años 1820 y 1840. Se trató principalmente de la máquina de vapor, la energía hidráulica y la mecanización.

Empezó utilizando como conejillo de indias las máquinas de tejido de algodón. Mecanización que repercutió fuertemente en el aumento de la productividad de las personas que manejaban las máquinas de tejidos y desde ese momento se ha venido aplicando en todas las industrias. Desde la fabricación textil, metalurgia, transporte, agricultura y en general en todos los sectores de la economía.

¡Las máquinas el foco de esta primera revolución! 

Empezaron a funcionar a vapor y reemplazaron el uso del carbón, lo que le permitió a Inglaterra posicionarse como la gran potencia económica que es hoy. Gracias a la adopción rápida de esta revolución industrial en las empresas Inglaterra obtuvo la capacidad de aumentar la producción y atender la demanda extranjera.

La aceleración de la producción gracias a la mecanización, en especial de las máquinas de vapor incursionó de tal manera que empezó a fomentar el desplazamiento voluntario de los pequeños campesinos hacia las grandes ciudades. Lo anterior, pues los campesinos veían la gran oportunidad de trabajar en las fábricas que se estaban convirtiendo en gigantes, debido al incremento sustancial de la productividad y por ende de la producción. 

En este periodo se empezó a manifestar el consumismo acelerado, al igual que el aumento población y se dio origen a las clases sociales que se clasificaron en clase alta, media y baja.  Los beneficios más importantes de esta revolución se vieron reflejados en la industria textil y minera.

2. Segunda Revolución Industrial - “ELECTRICIDAD"

La segunda revolución industrial se vio marcada por el crecimiento económico. Los cambios científicos y técnicos dieron paso al cambio en la producción en masa y procesos de trabajo. Las competencias económicas a nivel mundial hicieron que estallará la primera Guerra Mundial en 1914.

La incorporación de nuevas fuentes de energía como la electricidad y el petróleo, la automatización, la cadena de la producción, la división y la especialización del trabajo, abrieron el camino para el surgimiento del sistema económico. El capitalismo financiero, el intercambio de inversiones y la adquisición de entradas de dinero gracias a préstamos obtenidos en la banca empezaron a existir gracias a esta revolución.

La evolución de la bombilla y la iluminación masiva dieron lugar a que las fábricas implementaran procesos productivos nocturnos, para acelerar la producción y producir en masa. Además surgió el carro y el ferrocarril. Los procesos productivos tuvieron grandes avances en tema de aceleración de la producción y generación de más capital, también aportaron en las construcciones en masa con la invención del cemento.

3. Segunda Revolución Industrial - “INFORMÁTICA"

Está marcada por los cambios económicos que ocurrieron en las sociedades por la incursión de las tecnologías de la información y las comunicaciones. El Economista Jeremy Rifkin usó el término, avalado por el Parlamento Europeo, “revolución de la inteligencia”.

Las nuevas formas de comunicación, que se dieron gracias a los avances tecnológicos impulsados por las nuevas fuentes de energía, dieron paso a la organización y gestión de las civilizaciones. La comunicación gracias al Internet y el uso de las energías renovables, marcaron la diferencia.

Esta revolución tuvo 5 pilares:

  • El cambio a energías renovables.
  • La conversión de edificios en plantas de energía.
  • Innovación en relación con procesos de energía como: El hidrógeno, las baterías recargables y otras tecnologías de almacenamiento de energía.
  • Tecnología Smart Grid o Red de Distribución de Energía Eléctrica “inteligente”.
  • Transporte más eficiente basado en vehículos eléctricos, híbridos enchufables, híbridos eléctricos regulares y de pilas de combustible, utilizando como energía de propulsión la electricidad renovable.

Estos pilares han impactado mucho la sociedad, pues hoy en día se habla del Internet en términos de fibra óptica, fibra de vidrio e innovación de la nanotecnología. Todo esto representa un gran impacto económico en la sociedad que continúa en cambio.

4. Segunda Revolución Industrial - “DIGITALIZACIÓN"

Esta última etapa es la más reciente de todas. La cuarta revolución industrial es la que estamos viviendo y se levanta bajo seis aspectos fundamentales:

  • El Internet de las cosas.
  • Robótica.
  • Dispositivos conectados.
  • Sistemas ciber físicos.
  • El «hágalo usted mismo» (cultura maker).
  • La fábrica 4.0. (ciber fábrica o smart-industries).

La robótica está marcando las pautas de la vanguardia tecnológica. Se espera que nuestras vidas cambien gracias al desarrollo de la nanotecnología, la inteligencia artificial, los drones y las impresoras 3D, entre otros. Estos elementos prometen cambiar la medicina, las relaciones laborales y en general nuestra vida cotidiana. Aún no están consolidados, pero ya se puede afirmar que harán que el mundo no sea el mismo.

Dos aspectos claves que cambiarán gracias a las nuevas tecnologías son:

  • Mercado Laboral: Gracias a los sistemas de mecanización y automatización se estima que se perderán alrededor de  15 millones de empleos en más de 15 países industrializados. La incertidumbre es palpable, en especial para la mano de obra no calificada. Pero por otro lado estos cambios en los modos de comunicación y producción hace que aparezcan nuevas profesiones, nuevos puestos de trabajo que se centren en atender estos nuevas procesos.
  • La nueva economía: Tiene un alto componente de digitalización. Es visible en la geopolítica, la flexibilidad laboral, el Big Data, los avances en computación, la economía colaborativa y la importante transición a economías más verdes conscientes de lo limitado de los recursos naturales.

El cambio tecnológico no se detiene, incluso  podemos afirmar que está cada vez más acelerado. Las tecnologías pasan a ser obsoletas a un ritmo nunca visto en la historia humana, y se espera que contribuya a la sociedad de manera positiva.

El cambio tecnológico no da espera. Más de una empresa gigante quebró por no adaptarse al cambio de la tecnología, y de las dinámicas sociales, económicas y de consumo que eso conlleva. En una sociedad digitalizada y cambiante, en la que salir a la tienda a comprar los productos cada vez es más extraño, los mecanismo obsoletos de comunicación y marketing, y en general lo que no se moderniza, está irremediablemente destinado a desaparecer. Crece, consolida y disfruta las oportunidades infinitas que te brinda el mundo digital cuando le sacas provecho.

Clic Aquí y Recibe un Diagnóstico de Transformación Digital

Artículos relacionados:

Sebastián Quintana